El saco americano, la opción elegante sin llevar traje

05-10-2018 10:00 Por Arena Pública

La chaqueta americana estará en tendencia para el 2019, pero se puede adelantar para otoño-invierno con las telas y patrones adecuados.

Usar americana es la alternativa para los que no quieren usar traje. (Foto: Alejandra Lezcano/Algunos derechos reservados).

El traje completo como sinónimo de formalidad ya no es la única opción para los hombres; basta un saco americano, conocida simplemente como americana, bien combinada para lograrlo.

El 30 de septiembre Balenciaga tuvo ocasión de presentar su temporada primavera-verano 2019 en la Semana de la Moda en París.

"¿Cómo pueden llevar traje aquellos que nunca lo hacen?", fue la pregunta que se hizo Demna Gvasalia, director creativo de la casa española, para diseñar sastrería para la generación de nuevos profesionistas y empresarios.

En el desfile destacó una prenda que daba elegancia a los conjuntos: la americana, que para Gvasalia se ha convertido en la nueva camisa.

La propuesta de Balenciaga en trajes para hombre.

 

La versatilidad de esta pieza de abrigo se debe a las distintas telas en las que es confeccionada. El corte, por otra parte, es clásico y estiliza la figura. Por estas razones se le puede considerar la mejor prenda para dar la impresión de elegancia formalidad y moderno.

Bajo esta premisa el solo uso -bien empleado- de esta prenda es suficiente para ir al trabajo o a una reunión importante sin verse fachoso.

La americana es una prenda emigrante. Nació en Inglaterra a finales del siglo XVIII cuando se le cortaron los faldones a la levita. De ahí emigró a América del Norte, donde se le eliminó un botón para quedar finalmente en dos.

Con el tiempo también se modificó la abertura  de la chaqueta, moviéndola de la parte trasera a una a cada lado para facilitar el acceso a los bolsillos.

La relajación del código de vestimenta para trabajar permite que se juegue con las prendas y se hagan combinaciones con más libertad. Ahora es posible usar una camiseta casual o camisa con cuello mao debajo de una americana, que aportara elegancia, además de crear un atuendo sofisticado.  

Gael García usando una chaqueta americana en la alfombra roja de los Premios Fenix.

 

Tampoco es necesario usar corbata, pues se ha convertido en un complemento prescindible incluso para los atuendos más formales.

Cuando se lleva con pantalones de mezclilla, las americanas de tejidos sport como el algodón son más adecuadas porque calzan mejor con prendas casuales.

Para el otoño e invierno se recomiendan las telas pesadas para proteger del frío. Una americana de lana es lo más conveniente. Si lo que se busca es un tejido fino para esta prenda, la lana prensada o worsted es la opción.

El tartán, espina de pescado y la pata de gallo son patrones de tela que van bien para la temporada de otoño.

 

MÁS INFORMACIÓN: La neo-sastería de Balenciaga, el traje para la nueva generación que no quiere llevar traje, La Vanguardia, 1 de octubre de 2018