Rebote de manufacturas en EU ¿será suficiente para sacar a México de su contracción?

05-02-2019 06:00 Por Arena Pública

En México la industria de la transformación se ubica en enero a 49.8 puntos y por tercer mes consecutivo se ubica en la zona de contracción.

Los pedidos y la producción manufacturera en EU se encuentran en zona de expansión en enero, situación que favorece a la industria fabril en México.

Las cadenas de valor entre la industria manufacturera de México con la de Estados Unidos genera una fuerte correlación de los ciclos de crecimiento de esta actividad.

A finales de 2018, en ambos países se presentaron señales de debilidad y desaceleración en la industria de la transformación y al inicio de 2019 el ciclo podría cambiar con vientos a favor. Pero esto aún está por verse.

La manufactura de Estados Unidos medida por el índice ISM aumentó en 2.3 puntos para ubicarse en 56.6 unidades en enero, lo que significa que se ubica en zona de expansión y cambia su tendencia descendente de los últimos meses de 2018, revelan datos del Instituto de Gestión Suministros (ISM por sus siglas en inglés).

El ISM es un indicador que evalúa el estado de la industria estadounidense encuestando a ejecutivos sobre las expectativas de producción en el futuro, nuevos pedidos, inventarios, empleo y entregas.

Un puntaje por debajo de las 50 unidades revela que la manufactura se encuentra en contracción, por el contrario por arriba de ese nivel significa que se ubica en zona de expansión.

Un indicador similar en México es difundido por el Instituto Mexicano de Ejecutivos Finanzas  (IMEF),  en el que el índice manufacturero muestra que en enero se ubicó en 49.8 puntos y por tercer mes consecutivo esta actividad se encuentra en zona de contracción.

 

La industria manufacturera en México representa el 55% del valor total de la actividad industrial del país y el 17% del valor total de la economía, por ello su comportamiento del sector es de vital importancia para el crecimiento económico.

El propio IMEF reconoce que de los cinco componentes que integran la medición del indicador, sólo los nuevos pedidos lograron entrar en zona de expansión el tocar las 50.6 unidades en el primer mes del año, mientras que la producción, la entrega, los inventarios y el empleo siguen debajo de las 50 unidades, es decir en contracción.

 

Indicador IMEF Manufacturero, enero 2019 (puntos y variación)

Fuente: IMEF

 

¿Qué provoca la debilidad de la manufactura mexicana?

La combinación de factores de oferta y demanda, así como algunos externos e internos explican la desaceleración en la manufactura nacional.

El 80% de las exportaciones manufacturas del país tienen como destino a Estados Unidos, este vínculo entre ambos países se ha construido desde hace varios años, pero se ha fortalecido principalmente desde el acuerdo de libre comercio.

A finales de 2018 las señales de que la economía nacional comenzó a desacelerarse fueron evidentes, el avance del desempleo en diciembre, así como la fuerte caída de bienes de importación encendieron las luces amarillas.

Además la calificadora Fitch degradó en dos escalas la nota crediticia de Pemex (la principal empresa productiva del Estado) y la dejó al borde de bonos basura al ubicarla en ‘BBB-‘.

A los factores internos, hay que sumarle la desaceleración económica en Estados Unidos y China, así como la guerra arancelaria entre ambos países, además de la incertidumbre por una salida ordenada del Reino Unido  de la Unión Europa (Brexit).

El efecto multiplicador de estos factores provocaron menor demanda externa y una oferta suave, que se refleja en la utilización de la planta instalada.

Las últimas cifras disponibles del Inegi revelan que hasta noviembre la utilización de la planta en la manufactura mexicana fue de 81% , cifra menor al 82.4% del mismo mes del año previo. Mientras tanto en EU la capacidad instalada se ocupó en 75.8% en noviembre de 2018, su nivel más bajo de los últimos tres meses, pero repuntó en diciembre a 76.5%.

 

 

Pedidos manufactureros , la señal positiva para la industria.

El Índice manufacturero ISM es considerado un indicador puede marcar puntos de inflexión en el ciclo económico.

Un repunte en los pedidos manufactureros después de un período de recesión, acompañado por una mayor cifra del ISM manufacturero, sugiere un cambio positivo y de expansión, por el contrario una caída en la demanda y producción tras un período de auge sugiere una desaceleración de la economía.

De esta forma es como los pedidos se convierten la señal positiva , ya que tanto en EU como en México ya se encuentran en fase de expansión y van acompañados de una mejoría del índice de manufactura.

Para el IMEF los pedidos incrementaron a 50.6 puntos en enero, un avance de 3.5 enteros, mientras que para el Inegi el indicador de pedidos manufactureros aumentó a 52.6 unidades al inicio de año.

En el caso de EU el ISM revela que los pedidos de la manufactura subieron a 50.3 unidades y  la buena noticia es que van acompañados de un incremento en la producción que se encuentra en los 60.5 puntos.

 

¿Qué se espera en 2019?

Los factores de riesgo continúan y hay una preocupación evidente por cuanto tiempo la manufactura mexicana puede permanecer en zona de contracción,  lo que se pudiera provocar que la desaceleración se convierta en cifras negativas.

En 2019 el avance de la manufactura de EU, podría impulsar el ciclo en México, el panorama de la economía de EU es alentador ya que la propia Reserva Federal (Fed) reconoció que el empleo y la inflación se encuentran en un nivel óptimo y consideró innecesario un incremento en las tasas y prefiero esperar a señales más claras del rumbo de la economía.

Te puede intersar: Se desacelera la economía y continuaría así en 2019: Indicador IMEF

Aún es muy temprano para que en 2019 se pueda marcar una tendencia, si bien los factores de riesgo continúan, los últimos reportes corporativos financieros de empresas tecnológicas en EU han sido positivos y estos pueden inyectar optimismo a los mercados y en general a los agentes económicos.

Para México será fundamental el desarrollo de los indicadores de finanzas públicas, que se logren las metas y se mantenga la disciplina y consolidación fiscal, además de los resultados que pueda generar la entrada de los incentivos en la zona fronteriza para impulsar mayor crecimiento y competitividad.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reporte del ISM manufacturero en EU enero 2019, Instituto de Gestión de Suministros (ISM).