Elon Musk más cerca de la conquista espacial tras accidente del cohete Soyuz

11-10-2018 11:33 Por Arena Pública

SpaceX podría sacar provecho de las crecientes fallas de la agencia espacial rusa Roscosmos, que está a cargo de las misiones de los cohetes Soyuz.

La NASA llegó a pagar hasta 950 millones de dólares por colocar astronautas estadounidenses en los cohetes Soyuz (Foto: NASA/Carla Cioffi)

¿Por qué es importante?: SpaceX -la compañía aeroespacial de Elon Musk- se perfila como uno de los candidatos más fuertes para ser la primera entidad privada en entrar de lleno al sector.

Puede que el accidente del cohete Soyuz le reste confianza a la agencia espacial Roscosmos, dando margen a SpaceX para ofrecer sus servicios a cambio de lucrativos contratos.

¿Qué ocurrió?: La tripulación del cohete Soyuz MS-10 se vio obligada a hacer un aterrizaje de emergencia tras una falla en los propulsores inmediatamente después de su despegue, reportó la agencia de noticias rusa Interfax.

Los tripulantes -el estadounidense Nick Hague y el ruso Alexey Ovchinin- fueron rescatados por servicios de emergencia y se encuentran en “buenas condiciones”, informó el director de la NASA, Jim Bridenstine, a los medios internacionales.

El cohete fue lanzado la mañana del 11 de octubre desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, con rumbo hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).

¿Qué es esto?: El cohete Soyuz formaba parte de una misión colaborativa entre la NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos para enviar tripulantes a la EEI.

La NASA retiró su flotilla de naves tripuladas en 2011, por lo que ha dependido desde entonces de Roscosmos para llevar astronautas y equipo a la estación espacial.

El estado de las cosas: Roscosmos decidió suspender por el momento todas sus misiones tripuladas, informó la prensa internacional.

Esto deja a la NASA sin opciones viables para enviar tripulantes o cargamentos a la EEI.

En retrospectiva: Este no es el primer accidente que involucra equipo de Roscosmos.

El 29 de agosto se reportó que uno de sus cohetes Soyuz tenía un agujero de dos milímetros que causó pérdida de presión en cabina durante una misión a la EEI.

Un lanzamiento fallido en noviembre de 2017 causó la pérdida de un satélite meteorológico ruso, además de 20 microsatélites.

Entre líneas: SpaceX enviará su primera nave tripulada a la EEI en junio de 2019. La aeroespacial estadounidense Boeing mandará un vehículo propio a la estación en agosto del mismo año.

Ambas compañías recibieron contratos de la NASA por 6 mil 800 millones de dólares en 2014 para desarrollar aeronaves capaces de llevar tripulantes a la estación espacial.

Las cifras hablan: NASA ha pagado aproximadamente 2 mil 600 millones de dólares por usar cohetes Soyuz de su contraparte rusa desde 2011.

Un reporte de la agencia indica que dio 950 millones de dólares por asientos para 12 de sus astronautas en viajes dentro de cohetes rusos en 2017 y 2018.   

¿Qué hay que ver?: Las autoridades aeroespaciales tanto rusas como estadounidenses se encuentran investigando las razones detrás del accidente del Soyuz. Si los resultados apuntan a descuidos de Roscosmos, esta perderá todavía más confianza.

Si SpaceX y Boeing logran ejecutar sus misiones a la EEI con éxito, estarán en una posición favorable para adjudicarse los contratos que Roscosmos podría perder.

 

MÁS INFORMACIÓN: Declaración de la NASA sobre el aborto de la misión Soyuz MS-10, NASA, 11 de octubre de 2018