Estancias Infantiles son un caso de éxito para el Coneval, para la ASF hay irregularidades

08-02-2019 08:00 Por Arena Pública

El futuro de las estancias infantiles es incierto ante lo declarado por el presidente López Obrador, quien asegura que los apoyos ya no irán a estancias infantiles, sino a las familias.

Para el Consejo Nacional de Evaluación de Políticas de Desarrollo (Coneval), con más de 10 años de implementación el Programa de Estancias Infantiles (PEI) “ha logrado consolidarse como n programa social de éxito”.

“Se encontró que hay informes adulterados [en las estancias infantiles]” fue el argumento del presidente para defender el recorte a la mitad en el presupuesto de este programa. 

El recorte presupuestario en 2019 fue de 2 mil 28 millones de pesos, 49.8% menos respecto al 2018, lo que desató protestas de quienes laboran en estos centros infantiles. Un grupo de educadoras se manifestó el 5 de febrero afuera del recinto legislativo de San Lázaro para pedir a los diputados revertir el recorte del 50% a este programa social.

Los resultados de este programa que comenzó en 2007 dependerán de la instancia que los evalué, siendo que no es mutuamente excluyente que las estancias infantiles sean un éxito como política de desarrollo y al mismo tiempo presenten ciertas irregularidades que hacen cuestionar efectividad.

Para el Consejo Nacional de Evaluación de Políticas de Desarrollo (Coneval), con más de 10 años de implementación el Programa de Estancias Infantiles (PEI) “ha logrado consolidarse como n programa social de éxito”, de acuerdo con su ficha de evaluación 2017-2018. 

Sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación en su Auditoría de Desempeño: 2017-0-20100-07-0265-2018, encontró diversas irregularidades en la efectividad de este programa.

La evaluación del Coneval

Para la institución encargada de medir la pobreza y el desarrollo social en México, las evaluaciones realizadas al programa han identificado hallazgos positivos en su diseño, planeación, operación y resultados. 

El Programa de estancias infantiles cuenta con un sistema de monitoreo eficiente, que gracias a su base de datos histórica de 2008 ha permitido identificar la evolución de este. 

El índice de satisfacción con la calidad de los servicios de cuidado infantil de 2014 a 2017 se ha ubicado entre 92 y 97 puntos de 100 posibles.

De acuerdo con las consideraciones para el proceso presupuestario 2019 elaboradas por el Coneval, las estancias infantiles son fuertemente prioritarias en el acceso efectivo al derecho al trabajo y medianamente prioritaria en contribuir al acceso efectivo al derecho a la no discriminación e incrementar el ingreso. 
 

Según Coneval, el programa subsidia el servicio de estancias infantiles por lo que tiene efectos en el ingreso, a través de aumentar la probabilidad de conseguir empleo de los beneficiarios y aumentar el número de horas que trabajan y su permanencia en el trabajo.

Su efecto en el acceso al derecho de no discriminación se da que al subsidiar el servicio de estancias infantiles favorece el acceso al mercado laboral para las beneficiarias.

Auditoría de la ASF

Entre los primeros señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación al programa, no se priorizaron las localidades con las mayores desventajas en su situación geográfica, económica y social, aun cuando se debió dar preferencia a las localidades ubicadas en municipios con alto y muy alto grado de marginación.

En 2017, de las 319 nuevas estancias afiliadas al programa, el 55.8% (178) se ubicó en localidades con grado de marginación muy bajo, el 21.3% (68), medio; el 18.2% (58), bajo; el 3.4% (11) alto, y el 1.3% (4), muy alto.
La ASF también señaló que la Secretaría de Desarrollo de Social (Sedesol) no acreditó que se hayan llevado a cabo las 13 reuniones con el DIF Nacional reportadas, ni que estas se enfocaran en coordinar la supervisión y capacitación de las responsables de las estancias infantiles. 

Aún más, la Auditoría señaló que la Sedesol no acreditó que los responsables de las 9 mil 399 estancias a los que se les otorgó el subsidio en la modalidad “Impulso a los servicios de cuidado y atención infantil” cumplieron con los criterios de las Reglas de Operación del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres trabajadoras, para el ejercicio fiscal 2017.

La situación anterior generó que no se garantizara que el personal que labora en las estancias cuente con las capacidades requeridas para otorgar los servicios, ni que los inmuebles sean los adecuados para la atención, cuidado y seguridad de los niños.

La ASF considera que no fue correcta la metodología utilizada para la focalización de la población potencial y objetivo, pues no hubo congruencia en la definición de la población potencial y la población objetivo del programa, ya que en las estimaciones poblacionales no se toma en cuenta el número de padres solos y tutores, ni a aquéllos cuyo ingreso per cápita estimado por hogar no rebasa la línea de bienestar, y que declaran que no tienen acceso a servicios de cuidado y atención infantil.

 

Te puede interesar: Se ahoga Pemex en deudas: triplicó su costo financiero en 5 años y llega a máximo histórico de 122 mmp, 7 enero de 2019

 

En 2007 se estableció el Sistema Nacional de Guarderías y Estancias Infantiles, como una instancia encargada de la coordinación de las instituciones que contaran con centros de atención de infantes, para dar seguimiento a los mecanismos interinstitucionales que permitan la ampliación de la cobertura a la demanda de los servicios de atención y cuidado infantil.

A partir de 2009 se cambió su denominación por la de Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, así como sus atribuciones, con lo que, tanto el DIF Nacional como la Sedesol (ahora Secretaría del Bienestar) pudieran llevar a cabo visitas de verificación y la validación de los inmuebles para las estancias infantiles.

El futuro de este programa es incierto ante lo declarado por el presidente López Obrador, quien asegura que los apoyos ya no irán a estancias infantiles, sino a las familias.

Durante conferencia el 7 de febrero el presidente manifestó que no se va a desproteger a ninguno de los 300 mil menores inscritos en las estancias, pero se encontró que hay informes "adulterados, que no son en todos los casos los niños que se registran y todo tipo de irregularidades".

 

MÁS INFORMACIÓN: Auditoría de Desempeño 2017-0-20100-07-0265-2018, Auditoría Superior de la Federación

MÁS INFORMACIÓN: Consideraciones para el Proceso Presupuestario 2019, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social