Fotomultas ¿reductoras de mortandad?

El doctor Mancera ha asegurado que las fotomultas han reducido las muertes por accidente en 18% y que si se quitan él no será culpable de esas defunciones (sic).

Eso lo afirma él, aunque no da a conocer al público las estadísticas y su análisis al respecto. Para que le creamos, el Sr. Mancera debería hacer pública la información y el estudio que le da soporte a su afirmación.

 

Te puede interesar: Las fotomultas representan un gran porcentaje de las infracciones viales, 4 de diciembre de 2017

 

Del lado de la información, ésta mínimamente debe incluir lo siguiente:

  1. Número de muertes por accidentes de tránsito de al menos 10 años antes de que se introdujeran las fotomultas, y de preferencia con una periodicidad mensual.
  2. Número de muertes por accidente de tránsito detallado por mes posterior a la introducción de las fotomultas.
  3. Especificar si la muerte en el accidente de tránsito se debió a exceso de velocidad u a otra causa ajena a la velocidad; en adición, incluso si fue por exceso de velocidad, especificar si la conductora o el conductor responsable iba en estado de ebriedad (en este caso el motivo de la disminución puede deberse al alcoholímetro y no a la fotomulta).
  4. Desglosar las fotomultas por concepto: número de ilícitos por exceso de velocidad y número de obstrucciones a pasos peatonales, invasión de carriles prohibidos o de otra índole.
  5. Desglosar la hora a la que ocurrió el exceso de velocidad (esto es importante para descartar horas pico).
  6. Proveer una serie histórica de velocidades promedio en las distintas vías donde existen cámaras, tanto en horas pico como en horas valle.
  7. Proveer un histórico del aforo vehicular -preferiblemente desglosadas en horas pico y otro horario- por las avenidas donde existen cámaras. Esto posibilitará enunciar todo en términos relativos.
  8. Información sobre otros determinantes de una reducción de exceso de velocidad: número de puestos de alcoholímetro, número de patrullas de tránsito circulando por las avenidas de la Ciudad de México (antes y después de la introducción de las fotomultas); gasto en campañas de publicidad para educar en materia vial a la población, etc.
  9. Número de cámaras por avenida instaladas.
  10. Número de cámaras mal calibradas en donde se demostrado que fueron arbitrarias sus recolecciones de velocidad.

 

Mancera insiste que las fotomultas son efectivas en su propósito

 

Así, con base en esta información es posible realizar un estudio estadístico para poder concluir si la instalación de cámaras redujo en 18% las muertes por este motivo.

Alternativamente, el Dr. Mancera debe proporcionar el estudio estadístico (que contenga la metodología y las fuentes de información) con el que sustenta su aseveración. Porque si solamente analiza el antes y el después sin “controlar” por otros factores, seguramente el señor Mancera debe despedir a quien le dio la información.

Llama la atención que sus tres secretarios de Movilidad tenían experiencia en manejo político (Rufino León, Héctor Serrano y Carlos Meneses) y no contaban con una formación técnica al ser abogados (¿desprecio a lo técnico en una posición técnica?).

Si sus informantes no controlaron por todos los factores posibles enunciados arriba, su correlación muy seguramente es espuria (término estadístico que sugiere una relación sin sustento y que puede ser una falacia).

 

¿Será cierto que las fotomultas disminuyen fatalidades en la vía pública?

 

Argumenta que él no se hará responsable de esas muertes. Eso será cierto si su dicho no es una falacia.

Los capitalinos podemos replantear la pregunta de la siguiente manera: ¿eso significa que sí es responsable por el incremento de muertes por aumento en el crimen en la CDMX? Es peligroso hablar al vacío sin argumentos porque el revire es la responsabilidad del político de las muertes que ocurren cuando su gestión no ha podido disminuir el crimen.

Pareciera más bien que la verdadera motivación de las fotomultas es extraer recursos de la sociedad de manera arbitraria, dados los costos de transacción que la autoridad impone para apelarlas, dejando al ciudadano sin posibilidad de defenderse.

 

Te puede interesar: Radares de velocidad llegan a Paseo de la Reforma, 8 de enero de 2018

 

La fotomulta, pues, es una respuesta a la propia incapacidad del gobierno de la CDMX para incrementar los ingresos a los que ha renunciado por populismo.

La ciudad está hecha un desastre en servicios (cobrando ya un predial alto en algunas zonas comparado con estándares internacionales), tránsito, crimen, y procuración de justicia, pero el Dr. Mancera está más preocupado por su retórico y falaz argumento de las fotomultas (en época de elecciones) que por hacer bien su trabajo.

El elector seguramente lo castigará en julio. 


HOY DESDE WALL STREET