El consumo se debilita y presagia que se alargue el estancamiento económico

07-08-2019 13:48 Por Arena Pública

Hoy Inegi dio a conocer la caída de 0.2% del consumo privado en mayo. Pero las débiles ventas en tiendas de autoservicios y de vehículos en julio, augura nuevas caídas.

Las ventas de Walmart México crecieron 2.2% en julio -en cifras nominales y a tiendas iguales- el menor crecimiento registrado en el año.

El consumo de las familias mexicanas ya muestra una tendencia negativa.

Respecto del pico alcanzado en septiembre del año pasado, en mayo el índice del consumo privado cayó 0.9%, con cifras ajustadas por estacionalidad, dado a conocer este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi. Respecto de mayo del año pasado, en el quinto mes de este año todavía se muestra un tímido avance de 0.3%; pero la tendencia del consumo se ha debilitado en los meses recientes.

Aunque los datos disponibles de Inegi sobre el consumo privado llegan al mes de mayo, el estancamiento visto en la economía al segundo trimestre con el dato del PIB oportuno, muestra la debilidad del consumo en los meses más recientes.

Las ventas nominales reportadas por las tiendas de autoservicios, especializadas y departamentales, agrupadas en la Antad, crecieron 4.5% en junio, después de que en el mismo mes del año pasado lo hicieron en 7.9%, marcando una clara tendencia bajista en el sector.

La estadounidense Walmart, que no está afiliada a la Antad, tuvo un crecimiento similar al del sector durante junio (4.7%), sin embargo en julio sus ventas nominales a tiendas iguales crecieron un raquítico 2.2%, el menor crecimiento en el año y que se agudiza si se resta el efecto inflacionario de las ventas. Dada el peso de Walmart en el mercado, se espera un comportamiento parecido en las demás tiendas de autoservicios del país.

A la situación que viven las cadenas comerciales del país, se suma el automotriz, otro de los sectores emblemáticos del consumo.

Las ventas de vehículos ligeros en el mercado interno cayeron 7.9% en julio, después de que en junio habían caído 11.4% a tasa anual. Así, en los primeros siete meses del año las ventas de vehículos cayeron 6.6% respecto del mismo periodo del año pasado, informó Inegi con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

La debilidad del consumo podría estar mostrando precaución de los compradores ante la incertidumbre económica por el nuevo gobierno y las malas noticias externas. Después de alcanzar su punto más alto en febrero pasado, el índice de confianza de los consumidores ha caído 10.5% a julio pasado; regresando a niveles anteriores a la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Viridiana Ríos, una analista política egresada de Harvard, escribió para el NYT en español, "si bien la idea de aumentar el consumo de los más pobres es indudablemente acertada y es el punto más atractivo de la agenda económica de AMLO, el método para lograrlo es equivocado".

Se han multiplicado las dudas sobre si el presidente López Obrador será capaz de alcanzar sus metas económicas, y más aún si podrá transitar estos primeros meses sin que los capitales pierdan la paciencia; con consecuencias graves sobre el crecimiento económico y los empleos.

Las inversiones han seguido una franca tendencia descendente desde inicios del año pasado y el mal dato a mayo (-6.9% a tasa anual) solo reforzó la percepción de desconfianza de los capitales privados hacia su gobierno, a pesar de las declaraciones públicas a la prensa.

Mientras tanto, los consumidores no están en condiciones de adquirir bienes duraderos o están posponiendo sus planes de compras. Los analistas del grupo financiero Monex destacaron del más reciente reporte de confianza del consumidor de Inegi que "en el rubro de posibilidad de compra de bienes duraderos las respuestas optimistas solo alcanzaron el 11.8%", el componente más débil de la encuesta.

La debilidad del consumo, el principal componente de la demanda de la economía, no parece pasajero y podría extender el estancamiento de la economía mexicana por unos meses más.