Econokafka

Historia de dos Planes Nacionales de Desarrollo

Los dos planes, uno elaborado por Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el otro escrito por el propio Presidente, fueron publicados casi en forma simultánea, pero las metas de ambos no necesariamente coincidían.

Entre los capítulos más peculiares que podrán escribirse sobre los primeros meses del gobierno de López Obrador estará que se elaboraron y publicaron no uno, sino dos Planes Nacionales de Desarrollo. Uno elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, basándose en las disposiciones de la Ley de Planeación; el otro escrito por el propio Presidente, es de suponerse que con la ayuda de algunos funcionarios de su más estrecho círculo.

Los dos planes fueron publicados casi en forma simultánea, en la fecha límite: el 30 de abril. El PND SHCP, con metodología, diagnóstico, estrategias y metas. Los objetivos partían de líneas base. Además, ejes generales y transversales. En otras palabras, un PND tradicional. Tenía un total de 225 páginas, incluyendo un capítulo completo sobre las consultas ciudadanas realizadas en todo el país e incluso en Estados Unidos (en ciudades como Los Ángeles y Chicago).
 

Tomado del PND de SHCP

Fuente
 

En paralelo se presentó otro PND, con un estilo completamente diferente. Nada de diagnósticos o líneas base, sin referencia alguna a las consultas ciudadanas. Es, más bien, una mezcla de ideario, propuestas concretas que están siendo desarrolladas en 2019, y finalmente un “Epílogo: Visión de 2024”. Ni una sola gráfica o tabla en un documento de 63 páginas.

Las metas de ambos Planes, además, no necesariamente coincidían. El PND SHCP establecía que la producción de maíz, frijol, arroz, trigo y leche pasaría del 66.7% del consumo nacional en 2018 a 68.3% en 2024. El PND AMLO, en cambio: 

 

En 2021 deberá cumplirse la meta de alcanzar la autosuficiencia en maíz y frijol y tres años más tarde, en arroz, carne de res, cerdo, aves y huevos; las importaciones de leche habrán disminuido considerablemente…

 

Entre los números más citados del PND AMLO estaba un ambicioso objetivo de crecimiento: 4.0% en promedio durante el sexenio y 6.0% en el año 2024. El PND SHCP no contenía metas de crecimiento.

 

 

Un plan neoliberal… a la basura

El diferendo entre ambos planes lo iba a ganar, obviamente, el Presidente. Quizá fue una de las varias razones que llevó a Carlos Urzúa a su renuncia (aunque el PND no fue mencionado en su carta). Lo cierto es que AMLO sí habló del diferendo cuando trató el tema. Fue claro sobre su desagrado con respecto al PND SHCP. Era un plan, dijo, continuista, que podría haber sido hecho por un titular de Hacienda como Agustín Carstens o José Antonio Meade.

Cada uno de los actores principales en el diferendo está ejerciendo la última palabra. Carlos Urzúa se reincorporó de inmediato al Tecnológico de Monterrey y como editorialista de El Universal. En su primer artículo, habló del PND, destacando la importancia de la consulta ciudadana. Aparte de ello, la crítica era evidente con las primeras palabras: “No se puede escribir a vuela pluma un Plan Nacional de Desarrollo”.

Fuente

 

A vuela pluma o no, dos días después de la renuncia de Urzúa, el 11 de julio, el presidente López Obrador decretó la aprobación de su PND, y al día siguiente fue publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Fuente

 

México tiene, así, un PND “no neoliberal” que rompe con la normativa correspondiente. No importa, es la versión presidencial, fue aprobado por la Cámara de Diputados, y oficialmente publicado. El PND elaborado por el equipo de Carlos Urzúa probablemente ya ha sido, con suerte, reciclado, a menos que haya terminado en el bote de basura más cercano al escritorio presidencial.