Ethos Laboratorio de Políticas Públicas

Un trago amargo para México

El 2017 fue un año complicado para el país. Entre otras cosas vivimos fuertes desastres naturales, un alza en homicidios alarmante y una constante tensión y estado de alerta respecto a la relación con Estados Unidos y sus consecuencias.

Por: Eugenia Sepúlveda

Ethos Laboratorio de Políticas Públicas

 

El 2017 fue un año complicado para el país.

Entre otras cosas vivimos fuertes desastres naturales, un alza en homicidios alarmante y una constante tensión y estado de alerta respecto a la relación con Estados Unidos y sus consecuencias.

Estas situaciones y acontecimientos se leyeron en los medios internacionales como The New York Times, The Guardian, El País, Al Jazeera, Vice, entre muchos otros y fueron un factor determinante en la imagen que se tiene de México en el resto del mundo.

Internacionalmente México se percibe como un país corrupto, impune e inseguro en el que el gobierno se encuentra a merced del crimen organizado. Aunado a ello, se dice que se encuentra acorralado comercial y económicamente por su vecino del norte, o mejor dicho, por Trump.

 

Te puede interesar: 5 casos de corrupción que impactaron al país en 2017, 27 de diciembre de 2017.

 

Luego del 2011 y la reducción en los delitos de alto impacto, los mexicanos creimos que lo peor había pasado y que estábamos regresando a ser un país seguro, sin embargo según The Guardian  el 2017 resultó ser el año más mortal en la historia de México.

La inseguridad en México se vio reflejada en diferentes notas publicadas; ejemplo de esto son la de The Sydney Morning Herald que asegura que han muerto tantos periodistas en México que un periódico se vio obligado a cerrar o las de Los Angeles Times donde afirman que México es el lugar más peligroso para periodistas, luego de las zonas de guerra y describe a Los Cabos, uno de los centros turísticos más importantes del país, como un “campo de batalla”.

Además de la inseguridad, México tiene fuertes problemas de impunidad, corrupción y violación a los derechos humanos.

En julio el gobierno mexicano estuvo –de nuevo– involucrado en un escándalo. En esa ocasión fue el uso indebido de un sistema de vigilancia utilizado en contra de activistas, periodistas y defensores de derechos humanos en el país. Al finalizar el año, cuatro gobernadores y otros funcionarios habían sido arrestados por delitos de corrupción además de los que están prófugos o bajo investigación.

 

Te puede interesar: Cisnes negros mexicanos: Los 5 hechos improbables que cambiarían al país en 2018, 21 de diciembre de 2017.

 

Por si fueran pocos los problemas internos, durante todo el año pasado México estuvo en una constante tensión por la postura del Presidente de EE. UU. hacia el país. Al inicio de su mandato, el peso fluctuaba (llegando a mínimos históricos) cada vez que Trump amenazaba a alguna empresa o hacía alguna declaración respecto a México.

Posteriormente, las difíciles negociaciones del TLCAN y sus amenazas de abandonar el tratado si no consigue lo que quiere ponen al país en aprietos. The New York Times considera que los nuevos acuerdos pudieran terminar la era de las exportaciones mexicanas a pesar de que México ha tratado de diversificar sus socios comerciales.

 

Te puede interesar: 5 hechos positivos que pusieron en alto el nombre de México en 2017, 29 de diciembre de 2017.

 

Aunque es difícil ver lo positivo ante un escenario tan desolador, al analizar el 2017 no podemos dejar de resaltar que internacionalmente también se habló de la increíble solidaridad, resiliencia y capacidad de respuesta y organización de los mexicanos luego de los fuertes sismos de septiembre.

Con un año tan complicado, solo nos queda esperar que el 2018 sea mejor a pesar de que vienen elecciones presidenciales y que analistas consideran pueden ser de las más sucias en la historia reciente del país.


HOY DESDE WALL STREET