La F1 en México, una historia ganadora desde 1963

10-10-2018 17:40 Por Arena Pública

Los organizadores del Gran Premio de México han sabido aprovechar la historia de la competencia y lo han convertido en el evento del año.

Por tres años consecutivos la FIA ha reconocido al de México como el mejor evento del año (Imagen: méxicogp.com).

Las pasiones que genera el Gran Premio de México en sus espectadores están justificadas.

No es casualidad que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) haya galardonado al evento realizado en el Autódromo Hermanos Rodríguez como el mejor de las temporadas durante tres años consecutivos, ya que ese éxito forma parte de su historia.

La Fórmula 1 en México no se ha mantenido constante a lo largo de los años. Llegó en 1962, año en que únicamente fue una carrera de exhibición, pero para 1963 ya formaba parte de la temporada oficial. Esto se mantendría hasta 1970; sin embargo, su ejecución volvería a suspenderse hasta 1986 y sólo duraría seis años más en territorio nacional.

A pesar de las inconsistencias a través de los años, desde su segunda vez en México se convirtió en una de las carreras más exitosas de la temporada.

 

Te puede interesar: Fórmula 1 reconoce calidad de artesanos mexicanos con trofeo

 

En la pista de la Magdalena Mixhuca se han gestado grandes momentos para la historia de este deporte. Un ejemplo de ello fue en 1992 cuando un joven de 23 años, llamado Michael Schumacher, subió por primera vez a un podio de la Fórmula 1 solo detrás de pilotos como Nigel Mansell, quien fue primero, y Riccardo Patrese.

Además, el asfalto de este escenario ha sido testigo de grandes rivalidades del automovilismo. En el periodo de 1986 a 1992, los aficionados mexicanos vivieron de cerca la lucha por la gloria entre Ayrton Senna y Alain Prost, quien después de la muerte del brasileño declaró que sin su presencia nada habría sido igual.

 

La rivalidad entre Senna y Proust fue una de las más relevantes de la década de los 80 (Foto: Wikimedia). 

 

Pero el éxito actual del Gran Premio de México no se debe exclusivamente a su relevancia histórica en el automovilismo. También se ha reinventado la manera en que se comunican y se conectan con el público asistente.

De acuerdo con una entrevista de Informador.mx a Rodrigo Sánchez, Director de Relaciones Públicas y Marketing del evento, en México se ha buscado vender una experiencia que dure todo el fin de semana en lugar de una carrera de algunas horas. “Los organizadores han logrado hacer magia y colocar su sello único a ese fin de semana”.

Parte de esas sensaciones que buscan otorgarle a los espectadores se basa en espectáculos musicales y vivencias gastronómicas paralelas a la carrera.

Por un lado, durante el evento se puede disfrutar de conciertos de artistas invitados al GP México, mientras que al exterior del autódromo se puede disfrutar del festival Sabor de la F1, el cual es una sociedad con varios restaurantes de CDMX que ofrecen un menú basado en el estilo de vida de la Fórmula 1.

 

 

Cada vez faltan menos días para disfrutar de la F1esta en México, país que ha aprovechado este escaparate desde 1963 para mostrar lo mejor de su esencia al mundo.