Las noticias falsas viajan rápido, son 70% más probable de ser compartidas que las reales

12-03-2018 11:30 Por Arena Pública

De acuerdo con el MIT, una nota falsa se expande seis veces más rápido que un hecho real y esto es culpa de las mismas personas.

Por la novedad o los sentimientos que genera, es más probable compartir una noticia falsa. (Foto: James Cridland)

Sin una cultura de la verificación, millones de personas comparten a diario noticias falsas.

Y esto no es culpa de robots o intervención de gobiernos extranjeros, sino de las mismas personas al ser más susceptibles a compartir contenido falso en internet, de acuerdo con un estudio del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT por sus siglas en inglés).

Después de haber analizado más de 126 mil ´cascadas´-efecto de escribir un tuit y que se comparta-, compartidas por más de 3 millones de usuarios durante más de 10 años, los investigadores llegaron a la conclusión que es 70% más probable compartir un hecho falso que uno real.

 

Te puede interesar: "¿Dónde están las pistolas y la parafernalia revolucionaria?" Una noche en el 'Che Guevara', 8 de marzo del 2018

 

El equipo de investigación, encabezado por el profesor Deb Roy y Soroush Vosoughi, analizó todas las noticias verificadas como falsas y verdaderas entre 2006 y 2017; tanto en velocidad como en profundidad, las noticias falsas superan a las reales.

A las noticias verdaderas les toma seis veces más tiempo alcanzar a mil 500 personas, y 20 veces más que las noticias falsas en lograr una cascada profunda.

El equipo también concluye que son los humanos, no los robots, los que esparcen las noticias falsas; los robots difunden noticias falsas y verdaderas a un mismo ritmo, el factor humano es el que provoca que las falsas se distribuyan a una escala mucho más grande.

El MIT realizó un estudio sobre noticias falsas

El Instituto Tecnológico de Massachussets, hogar de la investigación, es una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos

En una primera instancia, los investigadores creyeron que esto podría deberse a que quien comparte noticias falsas sigue más gente o tiene más seguidores, pero al analizar los datos, son las personas con menos seguidores, que siguen menos personas y son menos activas en la red social las que presentan este comportamiento.

Este fenómeno podría deberse al tipo de sentimientos que generan las noticias falsas en comparación con las verdaderas. Las notas falsas inspiran miedo, disgusto y sorpresa cuando se comparten, mientras que las reales inspiran tristeza, alegría y confianza.

Una explicación alternativa -aseguran los investigadores- es la novedad. Las noticias falsas son novedosas, atraen la atención humana, contribuyen a la toma de decisiones porque la novedad aumenta nuestra compresión del mundo, por lo que la gente gusta de compartirlas.

 

Te puede interesar: Autonomía de la UNAM, ¿permiso para el crimen y la ilegalidad?, 6 de marzo del 2018

 

El estudio advierte que las noticias falsas ocurren más en el ámbito político y significan un gran riesgo en casos de ataques terroristas o desastres naturales.

Si bien el estudio fue realizado en Estados Unidos, México no está exento de las noticias falsas, en especial en época de crisis como el temblor del 19 de septiembre del 2018.

La investigadora y fotógrafa Teresa Zerón-Medina Laris, hizo un recuento para Nexos de una decena de noticias falsas que se compartieron por redes sociales momentos posterior al temblor y durante los siguientes días.

Desde comunicados falsos por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, hasta donaciones multimillonarias de parte del gobierno ruso, las historias falsas abundaron en los celulares y computadoras de los mexicanos.

 

MÁS INFORMACIÓN: The spread of true and false news online, Soroush Vosoughi, Deb Roy, Sinan Aral, Science, 9 de marzo del 2018