El uso de las TIC por los niños es una oportunidad pero hay que prevenir amenazas

09-03-2018 14:00 Por Mediatelecom

Las TIC también han transformado la manera como los niños pasan su tiempo libre, proporcionándoles un acceso constante a videos, actualizaciones de redes sociales y juegos muy absorbentes.

Las TIC contribuyen en la educación de los niños. Sin embargo, su uso no deja atrás las implicaciones negativas que estas podrían generar. (Foto: Mediatelecom)

La tecnología digital para niños se ha convertido en un debate global debido a sus implicaciones: desde las ventajas que representa el uso de las tabletas digitales para el acceso para la educación a distancia; hasta las peores implicaciones, como el incremento de violencia cibernética que ha llevado a los niños al suicidio.

Sin duda, el acceso a las tecnologías digitales ha beneficiado a infantes que viven en lugares remotos, en condiciones de pobreza, exclusión o  en situaciones de emergencia. No obstante, existen millones de niños que no cuentan con este acceso y se les impide una oportunidad para luchar contra la desventaja o la pobreza.

La Unicef, a través del estudio Niños en un mundo digital 2017, destaca la importancia que tienen las tecnologías digitales en uno de los grupos más vulnerables del planeta: los niños atrapados en situaciones humanitarias.

De acuerdo con la organización, las TIC ayudan a llevar educación a niños que se enfrentan a dificultades debido a su condición personal o el entorno donde se encuentran, ya sea en zonas remotas, excluidas o en conflicto.

Por ejemplo, los niños en edad escolar de la República Centroafricana que asisten a clase en el campamento para refugiados de Danamadja (apoyado por Unicef), han podido continuar sus estudios a través de los teléfonos móviles.

“Utilizo Internet para investigar, especialmente en biología”, dijo un niño de 16 años. “En el campamento no hay biblioteca.”

Sin embargo, la conectividad básica a Internet sigue siendo un problema para los niños de los países más pobres y de las zonas rurales que no tienen acceso.

“Los niños no conectados se están perdiendo recursos educativos y acceso a la información general”, señala la organización.

En África, tres de cada cinco jóvenes (de 15 a 24 años) están fuera de línea, mientras que en Europa la proporción es sólo uno de cada 25.

 

No todo es miel sobre hojuelas

La Unicef no deja de lado las implicaciones negativas de las TIC y señala que han amplificado los peligros tradicionales (como la intimidación) y han creado nuevas formas de abuso y explotación infantil, como el material de abuso sexual infantil hecho a la medida, los mensajes sexuales o sexting y la transmisión en vivo de abuso sexual. Las TIC también han transformado la manera como los niños pasan su tiempo libre, proporcionándoles un acceso constante a videos, actualizaciones de redes sociales y juegos muy absorbentes.

 

 

Las TIC han transformado la manera en como los niños pasan sus tiempos libres.

Las TIC han transformado la manera en como los niños pasan sus tiempos libres.

 

Muchos adultos temen que estos cambios perjudiquen a sus hijos. Les preocupa que el tiempo excesivo frente a la pantalla esté aislando a los niños de sus familias y de su entorno, acrecentando la depresión e incluso contribuyendo a su obesidad.

La Unicef señala que los niños ya representan un porcentaje considerable de la población mundial en red, y su participación sólo aumentará en un futuro próximo, ya que la penetración de internet se extiende cada vez más a las regiones donde crece con mayor rapidez la proporción de niños y jóvenes. 

 

El uso de las TIC por los niños es una realidad y hay que afrontarlo

La Unicef, a través del Estado Mundial de la Infancia 2017, pide las siguientes medidas para afrontar los retos de las TIC y los niños:

Proporcionar a todos los niños un acceso asequible a recursos en línea de alta calidad.

  • Reducir el costo de la conectividad.
  • Invertir en puntos de acceso público.
  • Promover la creación de un contenido que sea pertinente para la vida de los niños y en sus propios idiomas.
  • Superar los obstáculos culturales, sociales y de género para disponer de un acceso en línea igualitario.

Los programas de capacitación que proporcionan a los niños en tránsito acceso a dispositivos digitales y conectividad.Proteger a los niños de los daños en línea.

  • Apoyar la aplicación de la ley y las actividades de protección de la infancia.
  • Adoptar y aplicar el marco estratégico We Protect Global Alliance.
  • Adaptar las estrategias de protección para que reflejen las capacidades en evolución de los niños.
  • Apoyar a las personas que puedan apoyar a los niños

Proteger la privacidad y la identidad de los niños en línea.

  • Establecer protecciones para proteger la privacidad, la información personal y la reputación de los niños.
  • Establecer al máximo la configuración de privacidad de los niños de forma predeterminada.
  • No se deben explotar los datos personales de los niños con fines comerciales.
  • Hay que respetar la codificación de los datos relacionados con los niños.

Impartir alfabetización digital para mantener a los niños informados, comprometidos y seguros en línea.

  • Enseñar alfabetización digital en las escuelas.
  • Proporcionar a los niños acceso a oportunidades de educación en línea de eficacia demostrada.
  • Establecer oportunidades para aprender conocimientos sobre TIC en la educación no oficial.
  • Apoyar la capacitación y alfabetización digital de los maestros.
  • Apoyar el establecimiento de bibliotecas en línea.
  • Comprender los riesgos que suponen la creación y el intercambio de contenido.
  • Aprender cómo proteger la privacidad y los datos personales en línea.
  • Fortalecer la enseñanza de la tolerancia y la empatía en línea.
  • Hay que ofrecer a los niños un buen modelo de uso digital.

Aprovechar el poder del sector privado para promover normas y prácticas éticas que protejan y beneficien a los niños en línea.

  • Evitar que las redes y los servicios difundan material de abuso infantil.
  • Promover el acceso no discriminatorio.
  • Desarrollar normas éticas para las empresas y las tecnologías.
  • Ofrecer a las familias las herramientas necesarias para crear un entorno en línea apropiado para la edad del niño.

Poner a los niños en el centro de la política digital.

  • Contar con las opiniones de los niños y los jóvenes en la elaboración de las políticas digitales que afectan sus vidas.
  • Registrar las disparidades y las barreras en el acceso.
  • Integrar cuestiones específicas relacionadas con la infancia y con el género en las políticas y estrategias nacionales.

La Unicef segura que existen importantes brechas en la formulación de políticas porque no hacen frente al cambiante panorama digital y pasan por alto las repercusiones para los niños. Cabe señalar que los contrastes hacen complejo realizar políticas que superen todos los problemas.

En un contexto donde “el mundo trabaja para alcanzar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, se debe poner atención en los niños para no dejar nada atrás. Se trata de una labor por parte de los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil, los centros de enseñanza, el sector privado y las familias, niños y jóvenes”, señala la organización.

Lee la nota original aquí.

 

 


HOY DESDE WALL STREET