Los millones de migrantes mal pagados que salvaron a la economía mexicana

05-03-2018 07:00 Por Arena Pública

Los migrantes mexicanos en Estados Unidos han contribuido con 0.3 puntos porcentuales al crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB).

Los envíos mensuales de remesas se incrementaron 2% en 2017.

12 millones de migrantes pueden hacer una verdadera diferencia en la economía de un país.

Con 80 mil 549 millones de dólares recibidos entre 2015 y 2017 en remesas los migrantes mexicanos en Estados Unidos han contribuido con 0.3 puntos porcentuales al crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) de México, es decir del valor de la producción económica mexicana, de acuerdo con Banco de México.

Pero la manera en que lo hicieron fue muy particular, y es que la mayoría de ellos solo gana el salario mínimo de Estados Unidos propiciado por los sectores en donde son empleados.

El 18% de ellos, por ejemplo, son trabajadores de la construcción; el 15% están servicios de hotelería o esparcimiento y solo un 13% se dedica a servicios profesionales y administrativos.

 

Te puede interesar: ¿Cuánto vale un migrante en Estados Unidos? Depende de las remesas enviadas, 3 agosto de 2017. 

 

Con sus salarios promedio de 3 mil 83 dólares mensuales, los mexicanos cuentan con los ingresos más bajos entre los diferentes grupos de migrantes en EU  , de acuerdo con el  Instituto de Política Migratoria (MPI). En comparación un migrante guatemalteco gana 3 mil 500 dólares al mes, un chino 4 mil 750 y un vietnamita 5 mil.

La depreciación de la moneda nacional a niveles no vistos en 25 años y el aumento de los envíos ante el temor de la imposición de un impuesto fueron responsables de catapultar las remesas por cuarto año consecutivo en 2017.

El peso superó los 18 pesos por dólar en enero de 2016 y a pesar de sus fluctuaciones no ha podido permanecer en un nivel inferior. En ese año el tipo de cambio promedió 18.6 pesos por dólar y en 2017, 18.9.

La depreciación del peso abrió aún más la brecha salarial entre México y Estados Unidos. Un obrero de manufactura en el país gana 2.3 dólares por hora, nueve veces menos que los 20.8 dólares por hora que ganarían al otro lado de la frontera en un puesto similar.

Además, los envíos mensuales de remesas se incrementaron 2% al pasar 7 mil 630 en 2016 a 7 mil 785 en 2017, mientras que el monto promedio de envíos creció 4% anual al pasar de 295 dólares a 308 bajo la misma comparación.

No obstante las condiciones de los paisanos en Estados Unidos, fueron los salvadores de una economía golpeada por el incremento de los precios, una política fiscal restrictiva, una producción petrolera en declive y una mayor incertidumbre política relacionada con el TLCAN y las elecciones presidenciales de 2018.

 

MÁS INFORMACIÓN: Instituto de Política Migratoria de Estados Unidos. 

MÁS INFORMACIÓN: Anuario de migración y remesas de BBVA. 

MÁS INFORMACIÓN: Reporte sobre las Economías Regionales Octubre – Diciembre 2017, Banxico.