Futuro de Dreamers entre la espada del Congreso y el muro de Trump

09-02-2018 15:00 Por Arena Pública

Ni el maratónico discurso de la congresista Nancy Pelosi ni las manifestaciones de los dreamers logran impulsar avances en un acuerdo migratorio.

Dreamers exigen un acuerdo migratorio que proteja sus derechos.

La líder del partido demócrata en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, la congresista Nancy Pelosi, dio el miércoles 7 un discurso de ocho horas, el más largo en más de 100 años.

Su alocución ocurrió al mismo tiempo que en el Senado se discutía la aprobación de un acuerdo presupuestal para mantener a flote al gobierno estadounidense que dejó de lado el tema migratorio. 

El discruso, aplaudido por los demócratas, no sirvió para asegurar la defensa de los más de 600 mil inmigrantes que llegaron al país cuando eran niños, los llamados dreamers.

La congresista, de 77 años, se mantuvo de pie sin tomar un solo descanso para dar lectura a cartas de jóvenes migrantes que piden la protección de la ley para poder vivir tranquilos en el país en el que crecieron.

En respuesta, varios jóvenes dreamers se dieron cita al día siguiente en 125 oficinas de congresistas demócratas y republicanos para pedir una resolución que impida que puedan ser deportados cuando su protección temporal termine el próximo 5 de marzo. Aunque cabe señalar que la decisión final sobre este punto está en manos de la Suprema Corte. 

Los dreamers planearon presentarse ante los congresistas durante ocho horas para compartir sus historias de vida como testimonio del verdadero papel que juegan en la vida nacional estadounidense. Sin embargo, las exposiciones en algunos casos duraron mucho más.

A pesar del apoyo de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes y de los esfuerzos de los dreamers por obtener el respaldo de los congresistas suficientes para incluir un acuerdo migratorio como condición para autorizar el presupuesto para el gobierno, las maratónicas manifestaciones fueron infructuosas.

Lo más que obtuvieron fue un acuerdo para debatir el tema en el Senado a partir de la próxima semana y la promesa vaga de se tratará el tema como prioridad en la Cámara de Representantes. Los defensores de los dreamers esperan que un voto positivo en el Senado ayude a avanzar en el tema. 

Finalmente, el Congreso aprobó un acuerdo presupuestal que firmó la mañana del viernes el presidente Donald Trump.

Con grandes incrementos en el gasto del Pentágono y programas nacionales, tanto miembros del partido demócrata como algunos republicanos del Tea Party mostraron su disconformidad. Los primeros por la ausencia del acuerdo migratorio y los segundos por el incremento en el gasto gubernamental.

A pesar de las críticas y las manifestaciones, el resultado era algo esperado. A final de cuentas, el presidente Trump ha reiterado en diferentes ocasiones que está dispuesto a firmar una ley que proteja a los dreamers sólo a cambio de la autorización del Congreso para construir su anhelado muro en la frontera con México.

El futuro de los jóvenes inmigrantes sigue en suspenso, empleado como moneda de cambio por el presidente para negociar sus proyectos fronterizos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Exclusión de Dreamers divide a los demócratas, Washington Hispanic, 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Estados Unidos: Donald Trump firma el acuerdo de presupuesto y pone fin al cierre del gobierno, Clarín, 2018.